Del metaverso al improverso

Ahora que se habla tanto del metaverso, es ocasi贸n de contarles que tambi茅n hay un universo (y no es paralelo 馃檭) que se habita desde la improvisaci贸n.

Cuando la realidad agobia, cuando se suman los entregables que tenemos pendientes, cuando en el trabajo las cosas no funcionan o, simplemente, cuando queremos algo de diversi贸n o cambiar un poco la rutina de todos los d铆as, empleamos t谩cticas de escape. Las redes sociales funcionan como una de las t谩cticas de escape m谩s famosas de hoy en d铆a. Netflix, la m煤sica, los libros鈥 todos pueden funcionar a veces como t谩cticas de escape: formas de habitar mundos imaginarios sin las fechas de entrega ni los problemas de este. En realidad, la idea de un mundo virtual (que no es este, al que llamaremos 鈥渞eal鈥) existe, por lo menos, desde que Ad谩n y Eva salieron expulsados del para铆so. Y, si bien amamos los mundos ficticios, virtuales e irreales, debemos admitir que, en todo caso, son universos que sirven para eludir el aqu铆 y ahora, el presente. Por eso queremos proponerte un viaje del Metaverso al Improverso.聽

El Metaverso y la idea de la elusi贸n de la realidad

Cuando intentamos in煤tilmente terminar una novela o una pel铆cula; cuando procuramos jugar un video juego, pero por m谩s que iniciamos una y otra vez no logramos conectarnos鈥 Ah铆 est谩 ocurriendo algo interesante: no se nos est谩 dando bien aceptar las pautas, normas, apariencias o din谩micas de esos mundos imaginarios. Y esa dificultad para entrar (a la novela, al videojuego o a la pel铆cula) es una evidencia grande de que son mundos que tienen sus propias normas. Normas que no logramos (por lo que sea) aceptar.聽

Es como que est谩s en este mundo, intentas entrar al otro y, por alguna, raz贸n no la logras. Puede ser que percibes algo que no te gusta, o que no has tenido el suficiente talento para escuchar lo que se te propone (disimulado, sutil, entre l铆neas). Como sea, no hay que sentirse mal si no logramos conectar con ese mundo. De hecho, ahora lo que nos interesa resaltar que ese mundo es otro mundo, un universos distinto con sus propias din谩micas, leyes y personajes.聽

El caso es que ese no lograr el ingreso, la conexi贸n, muestra que es un mundo cerrado, con unos l铆mites precisos, al que se entra por una decisi贸n, y que esa decisi贸n implica aceptar cosas. Es otro mundo, otro universo.聽

Bien hasta ah铆. Pero en este punto nos gustar铆a, sin 谩nimo de ninguna cr铆tica, mostrarte precisamente que a veces esos mundos aparecen como estrategia para evadir, rechazar o mejorar este presente. El presente que tienes ante ti, el presente que ya, ahora mismo, est谩s habitando.聽

A ver: amamos las novelas, las pel铆culas y los videojuegos. Pero tambi茅n nos gustar铆a decirte, aqu铆, ahora, ya, que a menudo los usamos como formas de evasi贸n de este mundo (este, el real, el que estamos habitando ya mismo). No es que est茅 mal evadir. De hecho, una pausa de la realidad es algo que constantemente recomendamos.聽

El punto es que nos parece sano saber cu谩ndo y por qu茅 ingresamos en esos mundos. Ahora que se habla del Metaverso nos parece prudente, en todo caso, decir que no es una idea precisamente novedosa. Las novelas han servido para habitar otros mundos (como cuando acompa帽amos a Don Quijote por toda La Mancha), y las pel铆culas nos han ayudado a sentir c贸mo ser铆an esos otros mundos que no habitamos nosotros pero s铆 nuestros seres imaginarios (como cuando seguimos a Woody a lo largo y ancho de Toy Story). Amamos la ficci贸n, amamos la imaginaci贸n.

Salvo cuando se convierte en una forma de negar lo que tenemos aqu铆, ya mismo, y que tenemos cierto acuerdo colectivo en denominar 鈥渓a realidad鈥. El Metaverso no est谩 mal, ni mucho menos, pero todos sabemos que esconde sus peligros.聽

Del Metaverso al Improverso聽

No hay que renunciar ni a la ficci贸n ni al Metaverso ni a nada que cada uno de nosotros considere que le aporta a su vida. Desde luego que no. Pero hay una propuesta que tenemos para ti hoy: el Improverso.聽

El Improverso es el mundo que habitamos cuando aceptamos la Improvisaci贸n Para la Vida. No tiene grandes requisitos, no hay que comprar licencias, ni hay que descargar ninguna aplicaci贸n. Basta con reconocer algunos principios generales, aceptar que el error se puede gestionar, confiar, y tomar este Dec谩logo [+1] como una serie de pautas que nos permiten vivir mejor.聽

Es m谩s: no hay que renunciar a tus objetivos. De hecho, el Improverso es el universo en el que nuestros objetivos se encuentran en primer plano, pero nos generan menos estr茅s y se viven m谩s como una plataforma para lograrlos con mayor espontaneidad. Y, sobre todo, divirti茅ndose montones en el camino.

Sin embargo, hay una caracter铆stica del Improverso que es la que m谩s nos interesa resaltar ahora que se habla del Metaverso como la apuesta m谩s grande de la tecnolog铆a para esta humanidad del presente. Esa caracter铆stica se llama, simple y llanamente: presencia.聽

En efecto, el Improverso invita a un constante estado de presencia. Hacerse consciente de tu respiraci贸n, de tu estado actual, de tus objetivos, de las experiencias que est谩n teniendo esos otros que comparten la misi贸n contigo. Y, sobre todo, invita a estar en estado de presencia contigo.

En el Improverso no hay llaves, pero aceptar que el error se gestiona es una gran llave. En el Improverso no hay que descargar aplicaciones, pero entiendes todo lo que No es improvisaci贸n y te familiarizas con todo lo que S脥 es improvisaci贸n.聽

En el Improverso tambi茅n hay problemas, pero los habitas de una manera diferente. En el Improverso hay m煤sica, amigos, libros, podcasts, aprendizaje, imaginaci贸n鈥 Hay de todo lo que necesites.聽

El Improverso, al que tambi茅n llamamos El Pa铆s Moreno, es un espacio de creaci贸n constante donde siempre tienes la invitaci贸n a no dejarte vencer por ideas falsas, donde la invenci贸n es posible, y donde la sonrisa es constante.聽

El Improverso es el mundo, real, posible, que se abre ante ti cuando aceptas la posibilidad de la Improvisaci贸n Para la Vida.